¿De qué se trata?

Es un programa, en el que familias voluntarias abren las puertas de su hogar para alojar temporalmente a niños de entre 0 y 4 años que se encuentren con derechos vulnerados y que no puedan permanecer en su medio familiar procurando evitar que niños muy pequeños residan en Hogares Convivenciales y evitar así los efectos de la institucionalización.

"Los daños emocionales y cognitivos causados por una permanencia en las instituciones pueden llegar a ser irreversibles."

Cuando no es posible preservar la convivencia del niño en el ámbito primario de origen, la familia de acogimiento es la forma más propicia para garantizar al niño un desarrollo pleno, desplegando en un clima familiar el ejercicio activo de sus derechos mientras dure la medida de abrigo.

Una institucionalización precoz y prolongada tiene graves efectos perjudiciales sobre la salud y desarrollo físico y cognitivo de los niños. Los daños emocionales y cognitivos causados por una permanencia en las instituciones pueden llegar a ser irreversibles.

Por medio de este Programa y a través de un Convenio firmado con el Organismo de Niñez y Adolescencia de la Provincia de Buenos Aires ofrecemos una alternativa al alojamiento institucional de niños de entre 0 y 4 años que se encuentren con derechos vulnerados y que no puedan permanecer en su medio familiar, procurando así evitar los efectos nocivos de la institucionalización de niños tan pequeños en Hogares Convivenciales.